• Refine Query
  • Source
  • Publication year
  • to
  • Language
  • 254
  • 30
  • 10
  • 10
  • 5
  • 4
  • Tagged with
  • 314
  • 81
  • 72
  • 71
  • 70
  • 56
  • 51
  • 44
  • 40
  • 38
  • 37
  • 37
  • 37
  • 35
  • 34
  • About
  • The Global ETD Search service is a free service for researchers to find electronic theses and dissertations. This service is provided by the Networked Digital Library of Theses and Dissertations.
    Our metadata is collected from universities around the world. If you manage a university/consortium/country archive and want to be added, details can be found on the NDLTD website.
1

Hacia un perfil sociocultural de la audiencia participativa de la audiencia participativa de La Segunda online

González Olivera, Juan Carlos January 2013 (has links)
Tesis para optar al grado de Licenciado en Comunicación Social / La caja de comentarios de Facebook se ha incorporado en algunos periódicos web como una forma de alentar la participación de sus usuarios. La Segunda Online se cuenta entre los medios que han apostado a esta herramienta, la cual no tiene censura previa, lo que ha permitido una facilidad de acceso y una libertad de opinión que no existía previamente. Pese a que esta forma de participación está abierta a quién tenga una cuenta Facebook, quienes escriben opiniones no son más del 1% de los usuarios de este sitio. Para caracterizar a estas personas recurrimos a dos herramientas: una encuesta online y un grupo de discusión. Los resultados de ambos instrumentos permitieron construir un perfil de estos usuarios. Son mayoritariamente hombres mayores de 46 años, de clase media y media alta, más de derecha que de izquierda, y que pasaron de ser lectores del diario La Segunda a serlo de su sitio web. Además estos usuarios se definieron como “infomaníacos”, es decir son grandes consumidores de noticias y amantes de la actualidad informativa. A raíz de estos hallazgos se plantearon algunas sugerencias al medio para mejorar la interacción de los usuarios con las informaciones, algunas de las cuales se estaban implementando a la fecha de entrega de esta tesis.
2

Fotografía de prensa. dispositivo y sensorium en el Chile actual

Valenzuela Werth, Mario 11 1900 (has links)
Tesis de grado para optar al título de Magister en Comunicación Social / El autor no autoriza el acceso a texto completo de su documento / Nuestro entorno social se ha convertido cada vez más en un "sistema" normalizado, burocrático y policial, que forzosamente desarticula el flujo de vida y las acciones de los individuos en microactos y microacciones desmembradas, en las que se disuelve el sentido real de lo que hacemos. Fragmentos en los que se pierde la conciencia de acciones vitales para el ser, y con ello, la aventura y la emoción. Así, nuestra cultura es cada vez más "cotidiana". Su singularidad pulveriza, por tanto, aquella artificiosa separación entre lo que se considera tradicionalmente como parte de la cultura (la arquitectura, la pintura, la escultura, música, danza, libros, etc.) y lo que es juzgado como externo a la cultura: los cómics, el graffiti, la publicidad, la fotografía, la ciencia ficción, el erotismo, la señalética urbana, la música pop o rock, los video-juegos, mangas japonesas, la moda, etc. Sin embargo, todo este conjunto de manifestaciones y fenómenos culturales, incluida la producción y difusión mass mediatica, es hoy "objeto de diseño". Esto significa que hay de por medio programación, planificación, estrategia y táctica; con su paso por los circuitos de difusión, distribución y consumo. Nada es producto del azar. Todo está perfectamente diseñado, establecido, programado, calculado y controlado. Tanto los objetos, los productos y los mensajes, como las conductas que ellos suscitan. Aunque esto no significa necesariamente la existencia de un “estado mayor” capaz de controlar desde las sombras todos los hitos de lo que acontece (consultar Michel Foucault). En definitiva, hoy en día, los diseñadores son sobre todo diseñadores de comportamientos antes que diseñadores de productos y de mensajes. En este sentido es más apropiado utilizar el término norteamericano "design" para referirse a la actividad que estamos describiendo, ya que en su origen significa desarrollar una estrategia proyectual y creativa, que ha superado el mundo de los objetos el uso y el consumo, y ha llegado al mundo de las organizaciones, las administraciones, los simulacros y la manipulación. Los que practican el “design” son los estrategas de nuestra sociedad actual. Por último, es importante mencionar que en el "diseño" de conductas y de los actos de los individuos, se diseñan a su vez procesos, y así, la operatoria se antepone al "valor". Para analizar este fenómeno reciente ha nacido una nueva ciencia denominada micropsicología que estudia la psicología de los microactos triviales de conducta de los individuos en las situaciones corrientes de la cotidianidad y en su relación con las cosas diseñadas: los objetos, los espacios y los mensajes. Este fenómeno no es un problema menor. Hoy nuestro entorno se caracteriza, entre otras cosas, por una opulencia comunicacional, la potencia de la imagen y la ubicuidad de los mass media. Todo esto hace que vivamos en instantes contiguos y experiencias sensoriales en tiempo real (audiovisuales, sonoras y gráficas), en el momento en que se producen los acontecimientos; o en tiempo diferido que en muchos casos corresponden a mensajes prefabricados o simulacros; o en tiempos remotos o futuros como la ciencia ficción, que además se tiende a confundir cada vez más con el presente, precisamente porque la imagen la hace presente como a todo lo demás. Todas estas dimensiones de la experiencia espacio-temporal son vividas por el sujeto contemporáneo mezcladas como en un collage creciente, en constante transformación y a su vez en vertiginosa progresión. De esta forma, la realidad, la imagen y el simulacro coexisten y todas ellas son "realidades verdaderas". Lo verdadero y lo falso se convierten en realidades virtuales igual como lo lejano y lo cercano se confunden en un mismo plano; realidad e imagen coexisten e interactúan ya no en sucesión de continuidad sino yuxtapuestas en una mixtura donde prevalecen la aceleración, la acumulación, cantidad, desorden, fragmentación y subversión del sentido. Pero también este fenómeno se caracteriza por una generalizada "accesibilidad", en la cual todo está próximo y disponible para ser consumido. Hoy más que nunca estamos provistos de sofisticadas prótesis, o extensiones de nuestros sentidos, como diría McLuhan, que nos permiten tener experiencias a distancias ejercidas por las "imágenes y sonidos inmateriales"; podemos estar en todas partes al mismo tiempo. El “design” ya no sólo diseña espacios, objetos y mensajes; diseña nuevos productos artificiales e inmateriales como la inteligencia artificial; diseña también conductas, planifica y proyecta servicios y estrategias, programa acciones, procesos y nuevas normas operacionales y, sobre todo, ritos y conductas sociales que serán propagados y legitimados por los mass media y penetrarán, sutil pero eficientemente a través del fluir de la cotidianidad, en nuestra cultura personal y colectiva. A consecuencia de lo anterior, todo lo que ocurre a nuestro alrededor y a nosotros mismos, es decir, los "pseudo-acontecimientos", han multiplicado infinitamente su densidad y al mismo tiempo se fragmentan en pequeños pedazos y pierden su sentido real. Esto nos lleva a una cultura de la indiferencia y de la insignificancia donde todo se vuelve cotidiano.
3

La ideología de la Tercera y el sistema binominal: estudio de la cobertura del sistema binominal en el periodo agosto 2005 a junio 2006

Medel J., Jimmy January 2012 (has links)
Tesis para optar al grado de Magister en Comunicación Política / El desarrollo de la prensa a través de los siglos ha ido evidenciando diversos avances en aras de hacerla más prolija, en el sentido de mantenerla alejada de intereses personales y de grupos de poder, que atenten contra una prensa libre y al servicio de los ciudadanos. La historia de la prensa en Chile es similar a como se ha dado en otras latitudes -sobre todo en occidente-, con la diferencia de que al estudiar la evolución de los medios es posible observar que en el país todavía imperan formas de manipulación sobre la prensa observadas y criticadas desde hace décadas en países más desarrollados. La concentración de los medios de comunicación en manos de poderosos grupos económicos permite que, a través de ellos, puedan manifestar y difundir el pensamiento ideológico afín a sus intereses. En Chile el diario más importante es El Mercurio seguido por La Tercera, ambos medios de derecha y abiertamente adherentes -desde hace décadas- a la ideología liberal desde el punto de vista económico y con una mirada conservadora de la sociedad. Estos dos matutinos han sido ampliamente examinados en este tipo de estudios; no obstante, son escasos los intentos por demostrar con metodología científica cuál es la ideología que subyace al diario La Tercera. En cambio, El Mercurio ha sido objeto de estudio exhaustivo por parte de varios académicos, y en particular de los profesores Claudio Durán y Carlos Ruiz, quienes han elaborado, junto a otros investigadores, un modelo para analizar dicho medio. Tomando como base aquel modelo, en la presente tesis se mostrará una variación de dicha metodología, a partir de la cual se analizó el contenido del diario La Tercera, teniendo como referente la cobertura hecha al sistema binominal entre agosto de 2005 y junio de 2006. El motivo de hacer esta investigación radica en determinar la ideología que está latente en la cobertura que hace La Tercera a los temas de carácter político. Para este efecto, se la clasificó dentro de una de las denominadas Teorías de la Prensa insertas en el estudio clásico de Fred Siebert, Theodore Petersen y Wilbur Schramm. El hecho de escoger el sistema binominal en ese período de tiempo radica en que este tema es uno de los principales resabios de la dictadura militar y fue un tópico que dividió y divide a la ex Alianza por Chile (actual Coalición por el Cambio), sector político que aboga por los mismos valores que El Mercurio y La Tercera. Hecho un profundo análisis a 101 notas interiores y 9 destacados de portada, se pudo constatar que La Tercera se podría entender dentro de la llamada Teoría Libertaria de la Prensa. Sin embargo, esta conclusión debe, a la vez, examinarse desde una perspectiva crítica. Además de este aspecto, el modelo arrojó otra serie de conclusiones que son interesantes de revisar, lo que le otorga una excelente proyección al método utilizado y lo postula como una útil herramienta para estudiar ideas implícitas en los medios de comunicación escritos que, a simple vista, son difíciles de comprobar. En cuanto al contenido del texto, éste comienza con una discusión teórica respecto al problema de investigación que subyace al mismo. Posteriormente se hace una descripción de las Teorías de la Prensa, a lo que se suma a una breve aproximación al concepto de ideología y se entrega un marco referencial vinculado con el sistema electoral binominal. En la parte metodológica, que sigue a continuación, se explican los alcances de la original adaptación del método creado por Durán y Ruiz, para seguir con la presentación de los resultados y terminar con las conclusiones del estudio.
4

El presente de la prensa sindical en Chile: la comunicación al servicio de los trabajadores y las trabajadoras

Fauré Polloni, Christian Abrahan January 2015 (has links)
Memoria para optar al título de Periodista / Este trabajo tiene varias intenciones. Por un lado visibilizar la notable labor que realizan los medios de comunicación sindicales en un contexto político social completamente complejo y adverso donde, por una parte, la invisibilización mediática de los grandes medios de comunicación en Chile sobre la visibilización de las huelgas es un hecho palpable, que se sustenta en que muchas de estas afectan los intereses comerciales de sus auspiciadores y financistas, mientras que, por otro lado, estos medios de comunicación populares y alternativos cubren las luchas de un movimiento social en lento progreso como el sindical, que a diferencias de otros movimientos como el estudiantil o poblacional se encuentra limitado por una legislación laboral proveniente de la dictadura, que dificulta en gran medida la organización sindical. Durante esta investigación se hizo un seguimiento a tres medios de comunicación que se sustentan a través de Internet y las redes sociales, donde han tenido un importante crecimiento cuantitativo y cualitativo en relación no solo a cubrir las movilizaciones de ese sector, sino que incluso se atreven a realizar editoriales y estudios donde se visualiza el estado del trabajo y el trabajador en Chile. El trabajo de estos medios, recoge el legado de la prensa obrera a principios del siglo 20, donde Recabarren y compañía realizaron una notable labor no solo en la organización de los trabajadores de aquella época, sino que desempeñaron un importante papel comunicacional que incidió en la forma en que los trabajadores tomaran conciencia de su papel en una etapa importante de la historia de Chile. Los medios de comunicación estudiados, a través de sendas entrevistas, son: Huelga Chile, La Batalla de los Trabajadores y el Grupo de Estudios Interdisciplinarios del Trabajo (GEIT), a los que agradecemos la confianza por dar su testimonio y quienes se han dedicado por varios años de forma voluntaria y desinteresada en informar sobre las movilizaciones sindicales que se han realizado a lo largo y ancho del país.
5

Historia de la prensa paceña de 1829 - 1839: a partir del Periódico el Iris de La Paz, en la ciudad de La Paz

Arroyo Davila, Juan Miguel January 2011 (has links)
La presente investigación gira en torno al periódico El Iris de La Paz, y el papel de la prensa paceña de inicios de la Républic. En la invetigación se trabaja los periódicos de dos maneras: a) peiódicos como fuente y b) periódico como personajes de su época. Durante estos momnetos de cambio, en las ciudades se pondrán un nuevo orden un nuevo orden, donde los espacios públicos jugarían parte importante del proceso.Donde la prensa sería primordial para la comunicación, seducción, imposición y educación. Las luchas cotidianas se plasmaban en la prensa. Este proceso se persentará en la ciudad de La Paz, la más importante para inicios de la República.
6

La prensa insurgente en la independencia hispanoamericana: 1808-1830

Gentile, María Beatríz January 2002 (has links)
No description available.
7

Conversatorio: Día mundial de la libertad de prensa

Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) 05 May 2017 (has links)
En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, celebrado el 3 de mayo, la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), a través de su carrera de Comunicación y Periodismo, junto a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), llevaron a cabo un conversatorio sobre la libertad de prensa en tiempos de redes sociales y el tratamiento periodístico de los casos de corrupción.
8

La propiedad de la prensa en Chile como factor delimitante de la libertad de expresión

Ramírez Acevedo, Mónica Patricia Bernardita January 1999 (has links)
Memoria para optar al título de Periodista / El autor no autoriza el acceso a texto completo de su documento / En Chile existe una concentración de medios escritos que viene siendo cada vez más evidente. La desaparición de títulos por no "no ser un buen negocio" y también de aquellos, por la incompatibilidad de un pluralismo de conciencia con la visión empresarial de sus propietarios, han hecho abortar proyectos que fueron concebidos con un mayor grado de libertad de expresión, dejando entonces todo el espacio, todo el mercado, a títulos que detentan modelos unívocos de realidad. Por su parte, investigar la propiedad de cualquier sociedad comercial en Chile siempre es dificultoso debido, principalmente, a la falta de transparencia que reina en la microeconomía del país. En Chile "culturalmente" no se entrega información, porque esta práctica no se asocia a ventajas o beneficios ya sea económicos, políticos o éticos. Investigar las redes de propiedades, asociaciones, participaciones en otras industrias o compañías, de los dueños de las compañías que publican diarios y revistas tanto en Santiago como en regiones contiene, por lo tanto, un mayor grado de trabas, ya que - entre otros factores- estas empresas son en su mayoría "cerradas" y no necesariamente están obligadas a entregar resultados públicos, informe de hechos relevantes u otros, como sí lo están las sociedades anónimas "abiertas" a la Superintendencia de Valores y Seguros. Si bien es esencial diseñar el mapa de la propiedad de la prensa escrita en Chile, también es relevante actualizar información muy valiosa, incluida especialmente en un trabajo de investigación que casi está por cumplir veinte años. Me refiero especialmente al riguroso texto de Diego Portales, en el contexto de principios de los 80: "La Industria de la Comunicación Chile en la Democracia y el Autoritarismo”. 1 Desde luego fue escrito en un escenario muy diferente al actual, donde existen nuevos actores y, sobre todo, la intención detrás de cada medio es más que nada influir en la opinión pública realizando, de paso, un buen negocio. Hoy, los medios escritos compiten fuertemente con la televisión y con el fenómeno que se denomina "analfabetismo por desuso", que se refiere a que personas que aprendiendo a leer y escribir, no ejercen la destreza y han perdido la relación con el lenguaje, con todo las consecuencias que eso mismo puede acarrear, incluso para el desarrollo económico del país y para que decir de la cultura. Se sabe que una carencia de un buen porcentaje de los trabajadores chilenos es la falta de instrucción o calificación para hacer frente a lo que se supone es el necesario “salto cualitativo” de Chile. La prensa también compite con la radio, cuya cobertura noticiosa es muy amplia, y cuenta con un fuerte posicionamiento en un altísimo porcentaje de la población y un componente empresarial que lucha por ganar un trozo más de la torta publicitaria. También compite con los nuevos medios: las megaredes, como la Internet, cuyos efectos no podríamos prever pero imaginamos que serán cambios sustanciales en la cotidianeidad y en la forma de acceder a la información. Chile, por cierto, tiene una elevada tasa de relación con los medios audiovisuales. Pero nadie puede negar que la prensa es un lugar donde debe producirse el debate, el análisis, y el planteo de lo que se pretende lograr como grupo, como individuo, o como agente social. Cuenta con la credibilidad y la capacidad de verificación de los acontecimientos que muestra la televisión o señala la radio o de aquellos que éstas simplemente no cubren por falta de rating o recursos técnicos. La prensa es el registro, el documento histórico, y además es el espacio factible para llamar a la reflexión acerca de la actualidad, de lo que nos concierne como partícipes de la sociedad. La prensa escrita tiene poder y los dueños de ésta lo saben y lo utilizan para conseguir ciertos objetivos. ¿De qué naturaleza son esos objetivos? Es lo que intento dilucidar en este trabajo de investigación que pretende definir el tejido de la propiedad de la prensa escrita en Chile, porque se supone que al conocer las personas que "financian" lo que aparece en los medios podemos saber las intenciones, las estrategias, las políticas de verdad predominantes en el país que vivimos y construimos. Un ejemplo de incompatibilidad entre los propietarios y periodistas es el caso del diario El Metropolitano, que dejó ir a un destacado componente de profesionales por no permitir la libertad de expresión y de opinión de sus contratados, aduciendo irónicamente - en una aclaración firmada por su Consejo Editorial- razones de "defensa de pluralidad". El hecho de que nadie objete, rebata esa declaración, la denuncie en pos de la defensa de libertad de expresión, o al menos se genere un debate al respecto ya es un síntoma de adormecimiento o de miedo a la libertad de expresión, suponiendo que exista una variedad de interpretaciones y opiniones que "liberar". Esta investigación ha querido confirmar una información, bastante asumida e internalizada debido al peso evidente de los protagonistas: en el país el dominio de la prensa lo tiene El Mercurio. Más atrás - para que no se diga que esto es monopolio- aparece otro grupo de empresarios: COPESA y mucho después el representante de la libre empresa: Editorial Gestión. Pero ¿quiénes están detrás de estos constructos jurídicos? ¿Cuál es la extensión de esos dominios sobre otros medios y más allá del periodismo? ¿Participan los accionistas de estos grandes grupos en otras sociedades. Aquellas compañías que, al entregarles las espaldas financieras para sortear épocas de crisis en la prensa, podrían influir peligrosamente en los contenidos publicados? A propósito del riesgo de que la información no esté siendo canalizada en su totalidad por falta de verdaderos espacios públicos donde se pueda dar la libertad de expresión, cito a José Zalaquett, desde el libro “Los límites de la tolerancia, libertad de expresión y debate público en Chile”. Dice "La Corte Interamericana concluyó que así como no es admisible la censura, tampoco lo es que sobre la base del derecho de difundir informaciones e ideas se constituyeran monopolios públicos y privados sobre los medios de comunicación. Agrega que es indispensable, entre otros requisitos, la pluralidad de medios, la prohibición de todo monopolio respecto de ellos y la garantía de protección a la libre independencia de los periodistas". 2 Continúa Zalaquett "finalmente, en su informe de 1994, el Relator Especial señala que existe la obligación del Estado de adoptar medidas en las instancias donde la concentración de los medios de comunicación amenaza la diversidad de opinión o el acceso a opiniones". 3 Es probablemente ingenuo pensar que el Estado chileno puede llegar a velar por la pluralidad mediática si ya el Gobierno de la Concertación tomó la decisión explícita de que la prensa en Chile se regule por las leyes del mercado. "Paradójicamente para la Epoca (el diario ya extinto), la asunción del gobierno democrático reportó más dificultades que ventajas. La política comunicacional del nuevo gobierno se estructuró sobre la base de un papel prescindente, por el cual los periódicos cercanos políticamente a la administración gubernamental no tuvieron ningún apoyo particular", explica Flavio Cortés, actual jefe de contenidos de La Moneda en su artículo "Modernización y concentración: los medios de comunicación en Chile", incluido en el libro “Chile en los noventa”. 4 Para Cortés el hecho de tocar temas "políticos" jugaron en contra de La Epoca al parecer, por su tono, por ser temas ex-temporáneos. "A ello se sumó el predominante tono político del diario (expresado en la importancia concedida a dichos temas y a los derechos humanos) y la atribución de ser "oficialista" en un momento en que el interés del público se alejaba progresivamente de la política, lo que generó una brusca caída en sus ventas entre 1990 y 1992". 5 Estas afirmaciones pierden validez después del caso Pinochet y el gran espacio dado por los medios de comunicaciones a temas "alejados del interés del público" como los derechos humanos. Por eso la presente investigación sólo quiere aportar información "confirmada" acerca de quienes son los dueños de la prensa en Chile y, al menos, intentar indicar algunas conexiones con otras sociedades. La malla de las empresas de estos hombres abarca distintas actividades económicas y países. Es un desafío muy atractivo intentar descubrir, si se me permite la imagen las puntadas con los hilos que configuran el tejido o el tamiz del poder de "saber" público, de los que están constituyendo realidad, siguiendo una política de verdad en Chile. Como es sabido durante los últimos años del Gobierno Militar tanto El Mercurio como La Tercera recibieron ayuda para sanear una delicada situación financiera, incluyendo de paso el cambio de propiedad en COPESA. Asimismo, los miembros de la citada familia Edwards realizaron en regiones una agresiva estrategia de toma de control para competir (incluso monopolizar) en las comunicaciones escrita. Actualmente, la prensa ha tenido uno o dos años de ajuste con la crisis económica presente. Ha visto caer los montos en la inversión publicitaria y ha tenido que bregar por la también agresiva campaña de las cadenas televisivas y el no menos dinámico sector de la radiofonía. Sin embargo el ingreso de un nuevo diario viene a agregar ruido y, al mismo tiempo, corrobora la tesis de que sí hay espacio para más competidores, si estos tienen capital financiero tan importante como el de los grupos ya en el juego. La pregunta es cuánto tiempo el nuevo competidor estará vigente y cuáles serán las barreras que impedirán su desarrollo.
9

La estética del discurso: diagrama de la prensa actual

Cabrera Segura, Hugo, Jarpa, Paula, Jiménez, Doraliza, Requena, Rodrigo 05 1900 (has links)
Memoria para optar al título de Periodista / Cómo sueña la crónica nuestro presente. Cómo lo relata. Da cuenta o no de la diversidad y tenor de los conflictos existentes en nuestra sociedad. Cuáles son sus conos de sombra. Qué particularidades tienen sus silencios. Cómo nos habla de singulares regímenes de verdad que circulan en nuestro presente. Qué tipos de archivos de nuestra contemporaneidad configura. De qué manera forja un mapa de la deriva de nuestra cultura, de las subjetividades que nos cruzan, de las racionalidades que nos atraviesan. Cómo nos habla de los disciplinamientos que someten el cuerpo y el alma de los ciudadanos. Han sido éstas las inquietudes que circunscribieron las indagaciones de la presente tesis. Para la lectura de este ejercicio es pertinente vislumbrar claramente dos intenciones. En primer lugar, una manifiesta voluntad de construir e instalar una mirada técnica sobre la escritura periodística. El primer objetivo fue articular un conjunto de herramientas analíticas —junto con distanciarnos de una retórica impresionista— constituyeran, un aporte al estudio de la prensa. El marco teórico es, al mismo tiempo, punto de partida y cuerpo sobre el cual el análisis vuelve una y otra vez. La obra de Michel Foucault —principal referente teórico de la tesis— no constituyó un modelo del cual extraer y aplicar automáticamente procedimientos analíticos. Fue, precisamente, un referente. Sin lugar a dudas, el más importante, el más fructífero. Permitió, en un primer acercamiento al corpus, concebir la escritura como un espacio de saber de nuestro presente. Luego, habilitó un doble despalzamiento del análisis: una indagación de la escritura como ámbito del poder y como materialidad que habla de ciertas subjetividades, de ciertos modos de experimentar el presente. El segundo plano de la tesis es el análisis propiamente tal. La aplicación de la mirada técnica configurada dibujó un objeto de análisis ceñido a la propia materialidad de la escritura, al espesor del lenguaje periodístico actual. Este archivo fue indagado no como un conjunto de contenidos gestado en una realidad ajena al propio ejercicio periodístico. Se lo interrogó como una maquinaria constituida por el conjunto de sus modulaciones escriturales: un dispositivo que activa una pluralidad voces y formatos escriturales en la composición del cuerpo noticioso. La reflexión central intentó, en tal sentido, aproximarse a los procedimientos, disposiciones, a los criterios de validación, de configuración de las verdades expuestas: se comprendió un fragmento de publicaciones periodísticas como un espacio en el cual se construyen, en un momento singular, saberes públicamente legítimos. En el análisis de Michel Foucault, la historia crítica del pensamiento corresponde a la historia de la emergencia de los juegos de verdad. Es la historia de las veridicciones entendidas como formas según las cuales se articulan sobre un dominio de cosas discursos susceptibles de ser llamados verdaderos o falsos: mapa de las condiciones bajo las cuales emergen o modifican ciertas relaciones de sujeto a objeto, en la medida en que éstas son constitutivas de un saber posible. Las verdades que emergen de la escritura noticiosa, los saberes de los cuales da cuenta, sólo se muestran como posibilidades articuladas por las dinámicas propias de sus dispositivos. Las modulaciones alumbran, entre todas las cosas que se dicen, esbozan o garabatean aquellas afirmaciones que se singularizan por su pretensión de desplegar sentidos serios sobre la actualidad. Se puede afirmar que ningún medio miente. El Mercurio no miente. La Época, El Siglo o La Cuarta tampoco. Todo lo dicho y todos los silencios, la totalidad de los recortes y modulaciones del material noticioso responden a parámetros de decibilidad que regulan sus escrituras: procedimientos de argumentación, estilos de razonamientos, juegos de corroboraciones que señalan modos, quizás efímeros, de pensar, de problematizar y experimentar el presente. Al proponer la crónica —en su perspectiva de nota informativa— como espacio apropiado para un análisis de este tipo, se consideró que en la materialidad del discurso, en el espacio visible que componen los periódicos, es la crónica un punto donde convergen redes de saber, poder y subjetividad propias de nuestra contemporaneidad. Es ese el formato de las contingencias, el de las escrituras aparentemente rudimentarias, destinadas sólo a perpetuar la jornada: es el centro del quehacer periodístico. La crónica es una maquinaria que habla, varía y se desarrolla como una experiencia pública de las actualidades. En el espacio conformado por esta escritura en la prensa chilena, pueden ser analizados los tópicos que constituyen su cuerpo, el desplazamiento de las plumas en cada uno de los objetos noticiosos, el repertorio de voces que logra constituirse en enunciados: las condiciones de posibilidad de la escritura, propias del período en el cual se materializan. El recorte temporal elegido, el mes de septiembre, es en el contexto del análisis concebido como una especie de pequeño laboratorio donde poder vislumbrar los ecos de nuestra historia. En este mes se condensan los poderes en tanto tácticas y estrategias y, al mismo tiempo, se visualizan los dispositivos en juego en el quehacer periodístico, sus juegos de verdad, los saberes que circulan en este espacio discursivo. Es un mes en el cual, en definitiva, se han territorializado históricamente las marcas más significativas de nuestra cultura. Con el propósito de ampliar la lectura del mes de septiembre como un importante espacio de resonancias de redes de poder, saber y subjetividad presentes en el periodismo, se incluyó una serie de anexos históricos que contextualizan el análisis. El contrapunto del análisis y los anexos se entendió como un ejercicio que especifica —sin pretensiones de establecer correspondencias absolutamente directas— el ámbito de emergencia del periodismo actual. La opción por La Época y La Cuarta obedeció fundamentalmente a la percepción de que aún cuando ambos se ubican en la amplia gama de periódicos intermedios que existen en el mercado chileno, ellos se visualizan como ofertas informativas diametralmente opuestas. Variedad y mayor riqueza de elementos útiles para este análisis. Respecto al material bibliográfico utilizado, si bien básicamente éste ha tenido como referente básico la obra de Michel Foucault y el necesario complemento de las reflexiones de Gilles Deleuze, se ha incorporado al análisis otros textos que amplían ciertos aspectos de este trabajo. Entre otros, James Miller, Esther Díaz, Tomás Moulian o Tom Wolfe.
10

La desinformación en textos noticiosos: la desinformación en escritos periodísticos sobre fútbol

Alzamora Vejares, Carlos January 1991 (has links)
No description available.

Page generated in 0.0995 seconds